lunes, 10 de julio de 2017

Están locos estos chilenos ? XIX (Violeta Parra)

En 2017 se cumple el centenario del nacimiento de Violeta Parra (4 de octubre), y el cincuenta aniversario de su muerte (5 de febrero). Y es que la autora de la canción "Gracias a la vida" se suicidó poco después de escribirla, en 1967.


En Santiago existe desde 2015, un museo dedicado a esta polifacética artista chilena, que nació en la VIII región de Bío-Bío (aunque no está claro si en la localidad de San Fabián de Alico o en la de San Carlos).

Museo Violeta Parra, Santiago
 Entrada al museo en la calle Vicuña McKenna, número 37.

Aunque su padre fue el profesor de música Nicanor Parra Parra, Violeta nunca tuvo una educación reglada. De infancia enfermiza, y familia nómada, fue fundamentalmente autodidacta y desde muy pequeña (tras el fallecimiento de su padre) se vio obligada con sus otros siete hermanos a ayudar a su madre costurera, en el sostenimiento de la familia (tocando y cantando en fondas y restaurantes).


Ya viviendo en Santiago y más centrada en la música y el canto, a partir de 1950 se dedicó a recopilar la tradición musical chilena recorriendo todo el país, llegando así a ser considerda una de las mayores folcloristas y divulgadoras de la música popular de Chile.

Museo Violeta Parra, Santiago
 Canciones de Violeta pegadas en los muros de la entrada del museo.

Con sus primeros éxitos, comenzó a viajar por Europa, y a pasar temporadas en otros países como Argentina, Francia y Suiza. Y a diversificar sus formas de expresión realizando cerámica, escultura con alambre, pintura y bordados sobre arpilleras, como los que se pueden ver en el museo, y con los que realizó una exposición en el Museo de Artes Decorativas del Palacio del Louvre, en 1964.

Museo Violeta Parra, Santiago
 Cartel bordado anunciando la exposición.

Museo Violeta Parra, Santiago
Arpillera restaurada bordada titulada "Contra la guerra" en la que Violeta se representa en el personaje de la izquierda, de color violeta.

Ya de regreso a Santiago, el fracaso de su centro cultural en la comuna de la Reina y diversos desengaños amorosos, la llevaron a un prematuro final el 5 de febrero de 1967.

Museo Violeta Parra, Santiago
 Facsímil del manuscrito de la canción "Gracias a la vida".

Museo Violeta Parra, Santiago
Guitarrón de 25 cuerdas como el que Violeta Parra se empeñó en que Isaías Angulo (en la foto) le enseñara a tocar, a pesar de que sólo podían tocarlo los hombres.

Su museo en Santiago es reciente, pequeño, pero puesto con mimo y voluntad de crecer y perseverar. Recomiendo encarecidamente adherirse a una visita guiada, que ayuda a entender a la persona de Violeta (a "la Violeta", como la llaman en Chile) y a desentrañar el porqué de los objetos recopilados. 


La entrada es gratuita y hay un calendario diverso de actividades, recitales y conciertos.

Museo Violeta Parra, Santiago
 Carteles conmemorativos de los cien años de Violeta Parra. Al fondo los troncos de los árboles sonoros, que al abrazarlos emiten canciones de Violeta.

1 comentario: