jueves, 1 de octubre de 2015

Cosas curiosas XIV (El Sacre Coeur chileno)

Paseando un día por la calle San Diego, encontré esta curiosa iglesia de gris hormigón cuyas formas me recordaron a la del Sacre Coeur de París:

Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile
Está cerca del parque Almagro, y es la Iglesia del Santísimo Sacramento también llamada de los Sacramentinos, y aunque llegué a las horas en las que debería estar abierta, no lo estaba (?), por lo que no la he visto por dentro:

Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile


La entrada principal no tiene nada que ver con la del templo parisino, pero las cúpulas y el estilo general le dan un aire muy similar. Y es que esa era la intención de su arquitecto Ricardo Larraín Bravo, que comenzó las obras en 1911, tres años después de que se completara la construcción de la de París (1875-1914):

Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile

Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile

Hay un parque con casetas de libros al lado del templo.

Parque Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile

Como curiosidades he encontrado que está sin terminar (y posiblemente en estado de semi abandono), porque las obras fueron afectadas por la crisis de 1929 que hizo que los benefactores del templo cambiaran de lugar de residencia y llevó al declive al barrio en el que está:

Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile

En realidad son dos templos en uno: uno subterráneo y otro externo de unos 1500 metros cuadrados. Además parece que algunas puertas y adornos que inicialmente eran dorados tuvieron que ser pintados de otro color para evitar robos.

Imagen del templo con la cordillera al fondo.

Fue uno de los primeros edificios de Santiago en ser construído con hormigón armado (que luego se aplicaría a todos los edificios de esta ciudad), lo que lo ha hecho razonablemente resistente a los terremotos. Todo ello debido a la intervención del ingeniero francés Víctor Auclair que quería demostrar las posibilidades de este nuevo material frente a los sismos.

Iglesia de los Sacramentinos, Santiago, Chile

2 comentarios:

  1. Pues la verdad es que el parecido es razonable…..
    Lástima que no estuviera abierta.
    Ahora, que para no estarlo….te has enterado hasta de donde se esconde el sacristán.
    Menuda espía se perdió la guerra fría…..
    Besetes

    ResponderEliminar
  2. Uffff,... sin Internet no me habían fichado ni los de la T.I.A.

    ResponderEliminar