sábado, 19 de septiembre de 2015

Están locos estos chilenos ? XI (Terremotos)

Cuando uno lleva un tiempo en Chile se tiene que hacer a la idea de que que la tierra se mueva es algo normal, a lo que hay que acostumbrarse, con lo que hay que vivir.

Los movimientos no muy fuertes aquí son llamados "temblores", y se producen de manera constante, de forma que, a la larga, dejan de percibirse. A los temblores más fuertes se les llama "sismos". La palabra terremoto es menos usada, a no ser para denominar una bebida típica a base de granadina, vino pipeño (o vino blanco) y helado de piña:

Bebida Terremoto, Santiago Chile

La cosa es tan cotidiana que la gente por aquí instala en sus móviles aplicaciones (como las que informan del tiempo, la bolsa, la liga de fútbol, o el tráfico) que informan sobre cuándo, dónde y de qué magnitud han sido los sismos que se están produciendo:


Los edificios aquí están incriblemente bien preparados para los temblores, a pesar de la altura a la que construyen y los vidrios y espejos con los que los adornan. No obstante la cosa a la larga se acaba notando en los cierres de ventanas y puertas (van quedándose descuadradas).

El terremoto del 16 de septiembre de 2015 fue de 8'4 y dicen que ha sido el tercero o cuarto más potente registrado en el país. En Santiago no hubo ni cortes de luz, ni de comunicaciones, ni siquiera de metro, y la gente manifestó una calma y una aplomo inusitados. Después de un terremoto uno tiene la sensación real o imaginaria de que cada cierto tiempo todo está temblando otra vez (cuando es real suele estar acompañada de ruido, de rumor, de paredes, muebles, copas y vasos).

Que no les queda más remedio que tomarse la cosa a chunga lo demuestra este "manual a seguir" que encontré al día siguiente en un periódico del país:


O las bromas de las que se llenó la red unos minutos después de que la tierra dejara de moverse (por un rato):

Los terremotos de 2010 y 2015 han sido bajo gobiernos de Bachelet.


 ONEMI: MInisterio de Interior y Seguridad Pública


Dicen que en 2010 la mayor parte de los muertos se produjo por la ausencia de aviso de tsunami por parte del gobierno. 



Relacionadas con Bolivia y su reclamación a Chile de territorio con salida al mar: 




3 comentarios:

  1. Pues la verdad es que con tanto meneo….tiene que ser muy difícil pintarse la raya del ojo por las mañanas, por ejemplo.
    Me encanta el manual de sismo para extranjeros. Tienen mejor humor de lo que creía, estos chilenos….
    Aunque con tanto vaivén, no me extraña que estén un poco locos.
    Besetes.
    PD: yo necesito un terremoto con poco hielo algunas mañanas, no descarto hacerme chilena.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho todo lo que explicas sobre la Iglesia del Sagrado Corazón ("Sacramentinos) y muy bien detallado las fases risueñas del un terremoto¡¡¡
    Ya recupero de nuevo tu página que me parece buenísima.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Qué curiosa la foto de la ola gigantesca y Bachelet afirmando que no pasa nada¡¡¡¡

    ResponderEliminar