domingo, 30 de julio de 2017

Lima - Circuito Mágico del Agua (03/2016)

Desde 2007 hay en el Parque de la Reserva de Lima, un circuito de trece fuentes o piletas combinadas con música, luces e imágenes proyectadas. Es el que llaman "Circuito Mágico de agua", que hace las delicias de limeños y turistas, sobre todo en verano, ya que con algunas fuentes se puede interaccionar: mojarse, vaya.

Parece ser que el parque tiene el récord Guinness por ser el más grande complejo de fuentes en un parque público. Además de las trece fuentes cibernéticas, hay construcciones, esculturas y otras fuentes ornamentales que se instalaron originalmente en el parque, y que en algunos casos datan de la decáda de los '20 del siglo pasado. 

La entrada cuesta cuatro soles (más o menos un euro) y está abierto de martes a domingo desde las 15h a las 22:30. En la Fuente de la Fantasía (de 120 metros de largo por 20 de ancho) se proyectan imágenes y sonidos (relacionados con Perú, su historía y tradiciones) en los horarios que se indican en la página oficial.

Estas son algunas de las fotos que tomamos: 


Circuito Mágico del Agua Lima
 La Fuente Mágica, en la que el agua alcanza 80 metros de altura.

Circuito Mágico del Agua Lima
 Fuente de los niños.

Circuito Mágico del Agua Lima
 Laberinto de Ensueño.

Circuito Mágico del Agua Lima
 Tunel de las sorpresas.
Circuito Mágico del Agua Lima

Circuito Mágico del Agua Lima
 Fuente de la Armonía.

domingo, 23 de julio de 2017

Paréntesis paraqueño II (Paracas-Perú) 20/03/2016

Al día siguiente nos levantamos tempranito con estas vistas desde el desayuno del hotel:

Hotel Hacienda Bahía de Paracas

Hotel Hacienda Bahía de Paracas 
Para ir a la Reserva Nacional de las Islas Ballestas (protegida así desde 2009), las llamadas "Galápagos pobres", famosas porque en ellas habitan gran cantidad de animales relacionados con el mar: pingüinos de Humboldt (que están según la época), lobos marinos, delfines, nutrias y gran cantidad de aves, además de montones de peces. Las islas les deben su fama a las aves debido a la producción de guano, que fue fuente de riqueza para el país, como abono que incluso se exportaba (dando lugar incluso a la llamada "Era o República del guano" de 1840-1870). Posiblemente a alguna de estas islas-productoras de guano, que se extienden a lo largo de la costa del Perú, fueron traídos a trabajar forzados, los habitantes de Isla de Pascua en el siglo XIX (ver entrada sobre Isla de Pascua y este asunto).

Los barcos salen del muelle de Paracas alrededor de las 7:30, por lo que sí que había que madrugar un poco. Tardan una media hora en llegar a las tres islas (llamadas Ballestas Norte, Ballestas Centro y Ballestas Sur):

Situación de las Islas Ballestas y recorrido que hacen las barcas.

Puerto de Paracas
Vistas desde el puerto.
Puerto de Paracas

Poco a poco, la barca con los turistas y un guía, va avanzando por la bahía, entre barcos pesqueros, algunos llenos de pájaros:

Puerto de Paracas
Puerto de Paracas
A la izquierda arriba, de color completamente negro y de cuello largo, cormoranes neotropicales (Phalacrocorax brasilianus), sobre una plataforma roja, gaviotines zarcillo (Larosterna inca) con franja blanca y pico y patas rojas, y a la derecha el pelícano peruano (Pelecanos thagus

Fuente: Wikipedia De © Hans Hillewaert /, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7682910 http://www.sernanp.gob.pe/documents/10181/104923/guia+fauna+rnsiipg.pdf/f5d9185b-0cad-4cc5-9140-bab9cdf7772e

Y estas vistas de la desértica costa, hacia el llamado puerto del General San Martín:

Hacia las Islas Balletas (Paracas)
Hacia las Islas Balletas (Paracas)
Hacia las Islas Balletas (Paracas)

Así, se llega hasta el llamado "candelabro de Paracas", un famoso geoglifo de unos 180 metros de largo por 60 de ancho y trazos de un ancho de 1'2 metros de media:

Candelabro de Paracas

Candelabro de Paracas

Este geoglifo de orientación norte-sur (lo que facilita que el viento arrastre la arena que se deposita), fue estudiado en los años '50 por la arqueóloga y matemática germano-peruana Maria Reiche, junto con las cercanas (¿y relacionadas?) líneas de Nazca. 

Parece que está tallado sobre una piedra blanca, que lo haría resplandecer si estuviera limpio de arena.

Hay muchas teorías sobre su factura. Hay quien dice que fue trazado por José de San Martín en su desembarco para liberar el Perú en 1820 (ver entrada anterior), como símbolo masónico (aunque supongo que si fuera tan reciente habría algún tipo de documentación sobre ello). Otras teorías dicen que fue trazado por los habitantes precolombinos de la cultura Nazca (siglos I-VII), como referencia en la costa para sus navegaciones. Otras, que es muy anterior a todo esto, datándolo hace 2500 años.

Después se empiezan a ver las Islas Ballestas, a lo lejos:

Islas Ballestas Paracas
Islas Ballestas Paracas

Y ya en ellas, montones de pájaros sobre las rocas o en vuelo:

Islas Ballestas Paracas
 Piqueros peruanos (Sula variegata) y gaviotines zarcillo (Larosterna inca).

 Piquero peruano (Sula variegata)

Islas Ballestas Paracas

Lobos marinos (Otaria flavescens):

Islas Ballestas Paracas
En la playa bajo este arco de roca.

Islas Ballestas Paracas
 Dormitando al sol.

Islas Ballestas Paracas
 O en las playas.

Islas Ballestas Paracas
En cualquier espacio en los roqueríos.

En las playas donde están las madres con las crías:

Islas Ballestas Paracas
Islas Ballestas Paracas

O en las playas a las que se retiran los ejemplares que ya no se reproducen:

Islas Ballestas Paracas
Islas Ballestas Paracas

Los hay por doquier:

Islas Ballestas Paracas

Las islas forman arcos de roca desde los que se ven los arcos de las otras islas:

Islas Ballestas Paracas

Con infinidad de pájaros:

Islas Ballestas Paracas

Aún quedan vestigios de la infraestructura utilizada en la explotación del guano:

Islas Ballestas Paracas
Islas Ballestas Paracas

Y en general hay montones de postales de mar con infinidad de bichejos:

Islas Ballestas Paracas

Islas Ballestas Paracas
Islas Ballestas Paracas

De regreso volvimos a pasar frente al "candelabro":

Candelabro de Paracas

Una vez en el puerto vimos la tremenda cantidad de anchoas que atraen a cantidad de depredadores marinos a estas aguas:

Anchoas en el puerto de Paracas
Anchoas en el puerto de Paracas

Salimos a la excursión de las islas tan temprano que hasta nos dio tiempo a un rato de relax más en el hotel:


Hotel Hacienda Bahía de Paracas
Habitaciones desde las que sale directamente a la piscina.

Algunas vistas de la playa como despedida:

Hotel Hacienda Bahía de Paracas

Playa en Paracas

Y adios al hotel:

Hotel Hacienda Bahía de Paracas

Hasta la pintoresca estación de autobuses al aire libre, que nos llevaría de regreso a Lima:


Camino Paracas Lima
Puesta de sol en la costa peruana, de regreso a Lima.