martes, 9 de junio de 2015

Cosas curiosas XI (dioramas II)

En la estación de metro de Salvador (línea 1):

- El diorama "Diego de Almagro cruza la cordillera de los Andes en 1536":

Según indica la leyenda de Francisco Antonio Encina "Historia de Chile", que acompaña al diorama:


"Diego de Almagro parte de Cuzco en julio de 1535. Bordea la parte occidental del lago Titicaca, y cruza lo que es hoy Bolivia y parte de Argentina. En los últimos días de marzo de 1536, se adentra en la cordillera  por el paso de San Francisco, ubicado a la altura de Copiapó...
 


...La travesía de la Cordillera por Almagro es uno de los episodios más impresionantes de la Historia. Llegaban a ella los expedicionarios exhaustos, casi sin víveres y sin ropa. El paso es un desfiladero de guijarros agudos e hirientes a 4000 metros de altura, azotado por un viento que corta la piel y que en las noches hiela el cuerpo dentro de las vestiduras...

 

...Los degraciados indios sólo protegidos por tejidos tenues, sin una hierba con que mitigar el hambre, ni un triste palo con el que hacer fuergo, lloraban como niños, maldiciendo el malhadado momento en que se embarcaron en una empresa que entrañaba la muerte segura. Sus cadáveres pronto jalonaron la ruta. Una macabra comitiva de cóndores hacía presa de los moribundos, apenas caían, clavándoles picos y garras en las carnes palpitantes...



 ...La expedición parecía perdida sin remedio, ya nos les alcanzaban las fuerzas para llegar hasta el valle de Copiapó. Una noche, a 4500 metros de altura, perecieron 70 soldados; Jerónimo de Costilla, al sacarse las botas, se arrancó los dedos de los pies, que habían formado con ellas una masa helada...
 

...Y una vez más, el coraje y la presencia de ánimo de Diego de Almagro salvaron la situación. Se adelantó con veinte audaces, y después de tres días, dos de ellos sin comer, descendió al fin, por la quebrada de Paipote, a la que ya era para ellos tierra de promisión. Con gran celeridad, reunió víveres, gracias a los cuales pudo reanimar a sus compañeros. En total habían llegado a Copiapó 240 españoles, unos 1500 indios, 150 negros y 112 caballos. Murieron en la expedición 8 españoles, 170 caballos y un elvado número de indios y de negros imposble de precisar."




El hotel Diego de Almagro en el centro de Santiago:

1 comentario:

  1. Madre que vicisitudes!!!
    Quien les manda!!!
    Se me han encogido los dedos de los pies con la historia.
    Besetes

    ResponderEliminar