lunes, 7 de noviembre de 2016

Paréntesis cuzqueño/cusqueño II - Primera tarde en Cuzco (9/01/2016)

En el vuelo de Lima a Cuzco capté desde el avión estas imágenes (porque en general estuvo muy nublado):

Vuelo hacia Cuzco

 Vista aérea de Cuzco.

Lo primero al llegar al (no muy grande) aeropuerto de Cuzco fue contratar a un taxi (el taxista se llamaba Fred, como casi todos los taxistas en Perú, no me pregunten por qué) para que nos llevara al hotel, que estaba estratégicamente situado al lado de la Plaza de Armas, para no tener que movernos mucho esa primera tarde a ¡3400 metros de altura!.

Intik'ijllu, calle del Sol, Cuzco
Nombre de la calle de nuestro hotel, Intik'ijllu, calle del Sol en quechua (el idioma de los incas).

Como en todos los hoteles de Cuzco, las hojas de coca (para masticar) y el té de coca, están disponibles y a la orden del día, para soportar el soroche, puna, o mal de altura. Para los curiosos, diré que no se notan efectos de ningún tipo (entretiene ir saboreando las hojas mientras se mantiene en un carrillo, una especie de bolo, de sabor no desagradable).

Té de coca en Cuzco

La falta de óxigeno en el aire se nota inmediatamente: al intentar caminar a paso normal (hay que hacerlo lentamente) o al subir una escalera. 

Calle del Sol (Intik'ijllu) Cuzco
 La calle del Sol (Intik'ijllu) de nuestro hotel en Cuzco.

Cuzco fue antiguamente la capital del imperio Inca y actualmente es considerada la capital histórica de Perú. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983. Actualmente tiene unos 430 mil habitantes y una de sus denominaciones es "la Roma de América".

Catedral de Cuzco
 Catedral de Cuzco al noreste de la plaza, construida sobre el Suntir Wasi, ¿palacio/templo? de Viracocha*.

En la parte antigua de la ciudad, se percibe de forma evidente la infuencia de la arquitectura española del siglo XVI: se utilizaron los cimientos y las bases de las construcciones incas, y sobre ellos se construyeron nuevas casas, y sobre los palacios y templos incas, iglesias. Todo ello da lugar a una ciudad de aspecto extraño, inca y castellana al mismo tiempo: paredes con sillares incas de piedras enormes que encajan a la perfección, finalmente encaladas, o con ventanas enrejadas, arcos, portones, tejados de teja castellana y balcones del estilo español de la época.

Plaza de Armas de Cuzco
 Esquina oriental de la Plaza de Cuzco.

Aunque no todas las fuentes coinciden, parece que Cuzco significa "el ombligo del mundo" en quechua (Qosqo), y su nombre se pronuncia Cusco para los peruanos y probablemente también para los castellanos del siglo XVI, para los que, quizá, la "z" se pronunciara como "s". Decir "Cuzco", resulta incómodo, pues enfatiza el pasado español conquistador sobre la ciudad y todo lo que ello conlleva.

Primera imagen de Cuzco en Europa (de Pedro Cieza de León, Crónica del Perú 1553), según wikipedia.

Según la leyenda, la ciudad fue fundada a principios del siglo XIII por el fundador de la cultura inca en Cuzco, Manco Cápac, llegado desde oriente, del lago Titicaca. Pero parece que hay vestigios arqueológicos que indican que la ciudad pudo ser fundada hace unos 3000 años por un grupo de hombres venidos de la ciudad de Tiahuanaco** (en la actual Bolivia), también a orillas del lago Titicaca (así que las historias coinciden, aunque no en las fechas).


Iglesia de la Compañía de Jesús en Cuzco
Iglesia de la Compañía de Jesús (de estilo barroco) en el lado sureste de la Plaza de Armas (se supone que construida sobre Amarucancha, el palacio del antepenúltimo gobernante inca, Huayna Cápac).

El centro de la plaza está presidido por una estatua que representa a la cultura incaica, en la persona del inca Manco Cápac ***:

Plaza de Armas de Cuzco

Monumento en Plaza de Armas de Cuzco

Parece que la Plaza de Armas de Cuzco fue originalmente un pantano desecado por los fundadores de la ciudad, con tierra traída de las montañas y con arena de la ¡lejana costa!. 

Antiguamente era más grande, abarcaba además de la zona actual (Huacaypata) también la actual Plaza del Regocijo (Cusipata), pero al llegar, los españoles construyeron edificios en medio de la gran plaza, separándola en dos partes:

Plaza de Armas de Cuzco

Justo en la Plaza del Regocijo hay un par de restaurantes interesantes. Uno es el restaurante "El Truco", del que me sorprendió su arquitectura y decoración. Parece ser que está ubicado en lo que en su día fue la "Casa de la Moneda" mandada construir por el Virrey La Serna. Me parecía que podía ser perfectamente un restaurante/asador castellano situado en Burgos o Valladolid, pero adornado con pinturas y arte cuzqueño, con sus vírgenes-montaña y arcángeles...

Restaurante El Truco Cuzco

Y el otro es uno de los restaurantes que el cocinero peruano Gastón Acurio tiene en Cuzco, llamado "Chicha". Donde nos dimos un festín de sabores que nunca olvidaremos, con unos jugos/zumos que parecían de otro planeta:

Cena en restaurente Chicha Cuzco


** Según sugiere el explorador noruego Thor Heyerdahl (en su libro Aku-Aku sobre la Isla de Pascua) es posible que un grupo de personas procedentes de Tiahuanaco viajaran también hacia el oeste, navegando por el Pacífico (*como dice la leyenda que hizo el dios/héore Viracocha, de piel pálida y pelo rojizo, como los españoles que luego hicieron el camino inverso llegando desde el mar), en balsas de totora de las que se construyen en el lago Titicaca. Habrían llegado a la Isla de Pascua (constituyendo el grupo poblador/dominador de la isla, que él denomina "orejas largas"), donde habrían plantado la misma totora que se encuentra en los cráteres lacustres de la isla (cuyo nombre en idioma pascueño también significa "el ombligo del mundo") y construido algunas estatuas de aspecto similar (estatuas y sillares encontrados en Ahu Vinapu) a las de Tiahuanaco, que, ¿habrían podido evolucionar finalmente en el estilo de las estatuas moái?

*** Curiosidades sobre la plaza y la fuente situada en el centro: http://www.qosqo.com/qosqoes/plazadearmas.shtml

1 comentario: