sábado, 16 de mayo de 2015

Valle del río Yeso (4/04/2015)

Uno de los lugares más bonitos que hemos visitado en Chile es el valle del río Yeso

Llegamos medio de casualidad porque nuestra intención era pasar el día en lo que llaman el "Cajón del Maipo", que es el cañón que ha horadado un río llamado Maipo (afluente del río Mapocho, el principal río que pasa por la ciudad de Santiago de Chile).

Resultó que el Cajón del Maipo no tenía en principio grandes atractivos: la carretera discurría repleta de propiedades privadas a los lados, la mayoría restaurantes (uno de ellos por cierto también observatorio astronómico), campings, hoteles, algunos negocios de rafting y canoas para bajar el río (nos queda pendiente), pero sin un lugar concreto donde porder dejar el coche, echar a andar y curiosear aquello a nuestro aire.

Así que decidimos seguir los consejos de un libro-guía que llevabamos y aventurarnos a recorrer el valle de un río que es a su vez afluente del Maipo: el río Yeso. La guía hablaba de un embalse, unas termas naturales, y un camino de ripio (grava) en estado de conservación "medio"

Camino al Valle del Río Yeso, Chile

El camino resulto ser infame, tan lleno de baches, piedras, y ripio gordo que al cabo de un rato por él, se nos saltaban hasta los empastes. Era imposible ir muy rápido, ni sin un todo terreno,... pero aquí verás de todo: gente en utilitarios bajitos que volaban sobre el ripio, gente en bicicleta, adelantamientos, cruces de coches en pasos estrechos,...

Después de hora y media de camino muy malo y de algunos carteles "muy (poco) graciosos" que indicaban que aquello, como todo el país, está sujeto al devenir de los volcanes, llegamos al embalse del Yeso

Camino al Valle del Río Yeso, Chile


Resultó espectacular, a pesar de no estar muy lleno de agua (lo vimos al final del verano austral). Dicen que aún es más bello en invierno, con algo de nieve (pero no quiero ni imaginar esos "caminos" con nieve o hielo). 

Emabalse del Río Yeso, Chile


Emabalse del Río Yeso, Chile

Emabalse del Río Yeso, Chile

Emabalse del Río Yeso, Chile

Emabalse del Río Yeso, Chile

Emabalse del Río Yeso, Chile

Emabalse del Río Yeso, Chile

La gente acampa a un lado del embalse (supongo que por al noche, el cielo estrellado es impresionante). 
 
Valle del Río Yeso, Chile

Embalse del Río Yeso, Chile

El paisaje es a veces marciano...

Valle del Río Yeso, Chile

Valle del Río Yeso, Chile

Si se deja atrás el embalse, el camino continua por un paisaje hipnotizador. No puedes dejar de avanzar, a pesar de que ya vayas colgada de la agarradera de la puerta (como un pino perfumado) para dejar de dar botes con los baches.

Valle del Río Yeso, Chile

Valle del Río Yeso, Chile

Al cabo de un rato, se llega a un puesto de control donde cobran unos 3500 pesos por internarte en el valle para acceder a las termas, a las que se llega tras conducir por un camino aún peor que el anterior, y el pedregal inmenso de lo que con lluvias, será un río muy extenso e imposible de cruzar con coche.

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile

Valle del Yeso, Chile
Las termas aparecen como manantiales de agua templada (debido al calor de los volcanes que forman el valle) en una pared, creando unas bañeras de agua donde la gente se baña en plan "jacuzzi". Muchos chilenos acampan y hacen sus asados en la explanada de las termas. 

Termas Valle del Yeso, Chile

Termas Valle del Yeso, Chile

Termas Valle del Yeso, Chile

Si se asciende la planicie donde están las termas, se llega a un camino con una ladera pedregosa de monte a  la izquierda y un pequeño precipicio y un río a la derecha. Las piedras de la ladera de la izquierda son muchas de ellas ¡fósiles!, de bivalvos, trozos de amonites,... Por el precipicio de la derecha casi pierdo el sombrero en un golpe de viento.

Tan lejos del mar, y tan alto, y resulta que estas tierras estaban bajo el mar hace muchos años. 

Valle del Yeso, Chile
(detalle de un zorrito al que vimos durante una parte del camino)

En el recorrido de ese camino hay una cascada (al menos) y tras un ascenso más, una laguna que llaman de Los Patos porque tiene la forma de ese ave. No llegamos a ella porque teníamos que hacer de vuelta todo el camino-montaña rusa, con riesgo de quedarnos sin luz.

Volver a casa nos llevó cinco horas entre camino malo, atasco (taco) ya en el asfalto, e intentar recodar cómo llegar a casa ya sin batería en los móviles (y es que tanta foto,...). 

La excursión es preciosa, pero todavía me tiembla la junta de la trócola de pensar en "el ripio".

4 comentarios:

  1. Jajaja….impresionante documento del desierto chileno-lunar este.
    Me encanta el lugar y que me hicierais caso a la hora de elegir coche….
    En cuanto a los fósiles marinos, llegaron allí porque el choque de la placa Sudamericana y la de Nazca, arrugó y elevó la parte oceánica de la primera formando una cicatriz tremenda que son los Andes, mientras que la de Nazca se metió debajo y con el roce y la presión, aún sigue fundiendo y apareciendo en forma de erupciones volcánicas que tan divertidas hacen vuestras excursiones.
    Besetes

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir tanta belleza!! Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante todo lo que cuentas. Tengo que ponerme al dia. He echado de menos leer todas tus impresiones. Muaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. De todas maneras, qué valientes, qué osados, que pollitos¡¡¡¡¡¡¡¡
    Me quedo con el globo de Willy Fox
    muaaaaa

    ResponderEliminar