lunes, 20 de febrero de 2017

Isla de Pascua VI - Vaihu y Vinapu (enero y diciembre de 2016)

La costa este de Isla de Pascua está repleta de plataformas (o Ahus) de moáis derribados y no restaurados. Cada una tiene su peculiaridad, aunque con frecuencia están bastante deterioradas. Visitamos dos de las más importantes: Vaihu y Vinapu.


A la plataforma de Vaihu, llamada Ahu Hanga Te'e, llegamos después de dejar pasar a un buen rebaño de vacas (que circulaba tranquilamente por la carretera), y una lluvia torrencial que dejó un bonito arcoiris. 

Carretera Isla de Pascua

Vaihu, Isla de Pascua

Esta plataforma tiene ocho moáis que ahora están derribados, boca a bajo, algunos con el cuello roto (que es la parte más débil de las estatuas).

Vaihu, Isla de Pascua
Lugar donde están caídos los moáis.

Vaihu, Isla de Pascua
Vaihu, Isla de Pascua

Vaihu, Isla de Pascua

Los rojizos tocados cilíndricos o pukaos rodaron alrededor. Alguno incluso cayó al agua de la bahía, de donde tuvo que ser recuperado. La bahía constaba de rampas desde las que los isleños salían a pescar.

Vaihu, Isla de Pascua
Vista de la bahía desde la plataforma donde están los moáis.

Frente a la plataforma de moáis, hay un gran círculo de piedras llamado Paina (el mismo nombre que la celebración en recuerdo de los ancestros que se celebraba en el interior):

Vaihu, Isla de Pascua
El círculo de piedras ceremonial llamado Paina con los moáis derribados al fondo.
 Vaihu, Isla de Pascua

Un poco más al sur, en la zona de Vinapu, hay tres plataformas de las que una está totalmente derruida (y dentro del complejo de depósitos de combustible para la isla). Las otras dos se llaman Ahu Vinapu y Ahu Tahira.

Vinapu, Isla de Pascua

Vinapu, Isla de Pascua

En la plataforma de Ahu Vinapu, lo más destacable, aparte de los moáis derribados y los pukaos esparcidos, es la llamada "columna roja de Vinapu". Fue desenterrada en 1956, por el arqueólogo norteamericano William Mulloy (que llegó a la isla en la primera expedición de Thor Heyerdahl), y dedujo que se trataba probablemente de un ¡moái femenino!*.

Vinapu, Isla de Pascua
 El supuesto moái femenino aparece en primer término de la foto.

Estudiando dibujos antiguos de la isla (como el de 1868 firmado por Linton Palmer), parece que la estatua tuvo dos cabezas, esculpidas en forma de Y, por lo que puedo servir de soporte para plataformas funerarias.

William Mulloy junto al moái femenino de dos cabezas y un dibujo del posible aspecto original del mismo.

Vinapu, Isla de Pascua
 Pukao caído y labrado cerca de la plataforma.

Al lado de Ahu Vinapu, está la otra platafoma: Ahu Tahira, con seis moáis, cuya peculiaridad es la plataforma en sí misma. La perfección en el tallado de los sillares que la forman, conduce necesariamente a pensar en influencias incas. Esta plataforma es uno de los argumentos que esgrimen todos los arqueólogos y estudiosos que defienden la interacción entre los incas y la Isla de Pascua. Otros argumentos son las plantas de totora encontradas en los lagos de los cráteres de Pascua, la batata y la calabaza tan extendidas en la isla desde el año 1000 d.C. pero originarias de Sudamérica, el ADN común de las gallinas de la Polinesia y del continente sudamericano...

Vinapu, Isla de Pascua
 El encaje pefecto de las piedras en la parte trasera de la plataforma de Ahu Tahira.

Algunos historiadores sostienen que el propio Inca Tupac Yupanqui estuvo en la Isla de Pascua y en otras de la Polinesia (basándose entre otros argumentos, en las crónicas de navegantes españoles del siglo XVI como Pedro Sarmiento de Gamboa, Martín de Murúa y Miguel Cabello de Balboa). En Isla de Pascua, Tupac Yupanqui habría construido las plataformas de Vinapu, con técnicas incas similares a otras construcciones cercanas al lago Titicaca (chullpas de Sillustani). En algunas islas de la Polinesia existe la leyenda del "rey Tupa" llegado en barcas desde el este.

Vinapu, Isla de Pascua
El moái que puede verse tras la valla, parece que nunca estuvo situado sobre la plataforma: fue un moái descartado. 

Vinapu, Isla de Pascua

Los moáis de esta platafroma fueron derribados por los isleños durante las guerras tribales. Incluso el descrédito en los moáis les llevó a utilizar algunos de los de esta plataforma para crear un refugio. En 1886, la tripulación de la expedición norteamericana USS Mohican dinamitó la plataforma tratando de ver cuan profunda era y qué cosas podían hallar bajo ella. 

Vinapu, Isla de Pascua

Una tradición cuenta que el moái de veintiún metros inacabado que se halla en la cantera de Rano Raraku (ver entrada anterior), estaba destinado a esta plataforma de Ahu Tahira.

Vinapu, Isla de Pascua
 Ahu Tahira vista frontal.

*Parece que hay pocos casos de moáis femeninos entre los 887 moáis que hay en Isla de Pascua. Algunos de estos, aún permanecen en la cantera de Rano Raraku (ver entrada anterior). Otro es el que se encuentra en el Museo Padre Sebastián Englert de la isla:

No hay comentarios:

Publicar un comentario