domingo, 2 de julio de 2017

Pingüineras de seno Otway (29/01/2017)

Intentamos visitar las pingüineras de Isla Magdalena desde Punta Arenas, pero un malentendido con la compañía Rutas Chile (sus formularios de visita no entienden que uno puede no estar alojado en ningún hotel de Punta Arenas, sino que quiera llegar por su cuenta al lugar de embarque), hizo que fuera imposible. Así que optamos por ir a las únicas pingüineras a las que podíamos ir por nuestra cuenta, directamente conduciendo: la pingüinera del Seno Otway.

pingüinera del Seno Otway

Esta pingüinera, situada a unos 50 kilómetros de Punta Arenas, en tiempos abundante, hoy ha mermado tremendamente su población. Parece que debido a las actividades industriales en la Isla Riesco (situada en frente), que provocan ruidos en el entrante de agua que las separa, ahuyentando la pesca de la que se nutren los pingüinos (sardina, calamar, pejerrey,...). 

Así que aunque el instinto hace que los pingüinos (los de este lugar son los de Magallanes, Spheniscus magellanicus) regresen año tras año a criar al lugar donde nacieron (y viven entre 25 y 30 años), estos han ido poco a poco abandonado sus zonas de nidificación, supongo que por otros lugares más propicios, o simplemente la población se ha ido perdiendo por falta de descendencia.

pingüinera del Seno Otway

Parte del camino es carretera y parte sendero de ripio, por lo que es conveniente contar con un buen auto para ir hasta allí. Llegados a un punto del camino hay una valla solo abierta en el horario de la pingüinera. Allí se paga una ticket (de unos 1500 pesos) que permite circular hasta la pingüinera, en la que se cobra otro ticket de acceso de unos 7500 pesos. Se estaciona el coche y se camina por los senderos indicados.

pingüinera del Seno Otway

El pingüino de Magallanes mide entre 35 y 45 centímetros y pesa alrededor de 3 kilogramos. Se emparejan de por vida y pueden nadar hasta a 30-35 metros de profundidad. Tiene una banda de plumas blancas que parte de los ojos y rodea el cuello, y dos franjas de plumas negras previas al torso blanco (esto los distingue de los pingüinos de Humboldt, que solo tienen aquí una banda negra). En 1520 fueron avistados por la tripulación de Hernando de Magallanes durante su circunnavegación a la Tierra. El narrador de la expedición Antonio Pigafetta, los describió como "extraños gansos" (hay que recordar que no hay pingüinos en el hemisferio norte terrestre).
 
En enero de 2016, pudimos verlos llegar a la playa desde el agua, impulsados por las olas (tras la vallas que controlan la posición de los visitantes de las pingüineras). Se quedaban en la playa hasta formar grupos de diez o doce ejemplares, donde se calentaban y esperaban por bastante rato hasta que uno de ellos iniciaba la marcha y los demás le seguían en fila, tierra a dentro. 

pingüinera del Seno Otway
pingüinera del Seno Otway
pingüinera del Seno Otway
pingüinera del Seno Otway
pingüinera del Seno Otway

Una vez llegaban a la zona de nidos se dispersaban ocupando distintos lugares. Un ejemplar distinto, al parecer un pingüino adolescente, era expulsado por todos, de sus alrededores, con cajas destempladas.

pingüinera del Seno Otway
pingüinera del Seno Otway
Pingüino adolescente solitario

Un paseo por el seno Otway, por las pasarelas de madera que han preparado para no vagar entre el pasto (entre el que podría haber nidos) nos permitió ver que algunas parejas de pingüinos caminan enormes distancias tierra adentro para llegar a lo que suponemos serían sus nidos originarios (aquellos en los que nacieron), con tremendas dificultades por sus pequeñas patitas y lo irregurlar del terreno.

pingüinera del Seno Otway
pingüinera del Seno Otway

La mala noticia es que los pingüinos de este lugar hace tiempo que no crían (se supone que por lo adverso de las condiciones alimenticias), por lo que no es extraño que ese pingüino adolescente estuviera tan solo, y que esta especie deje definitivamente de regresar a este antiguo lugar de nidificación.

pingüinera del Seno Otway

Como curiosidad, reseñar que es posible visitar una colonia de pingüino rey (el más grande, entre 70 cm y 1 metro de altura, después del pingüino emperador) relativamente cerca de Punta Arenas, ya en la Isla de Tierra de Fuego, concretamente en Bahía Inútil (por lo que hay que disponer de auto y tener en cuenta los horarios del ferry que une la isla con el continente). 


Parece que el tamaño de la colonia varía dependiendo de la época del año, por lo que es conveniente informarse previamente, y reservar la visita (http://pinguinorey.com/), pues no puede haber más de 20 personas simultáneamente en los puestos de observación (que no están a menos de 20 metros). 

Pingüino rey

1 comentario:

  1. Bastante complicado lo veo todo: las visitas y la vida de estos pobres bichos….
    Besetes

    ResponderEliminar